Reflexiones sobre el desarrollo de la televisión en Bolivia

Autores*: BOLAÑO, César Ricardo Siqueira (Un. Federal de Sergipe, Aracaju –  Brasil); AMPUERO, Jenny (Un. Autónoma Gabriel René Moreno, Santa Cruz – Bolivia ); ROJAS Burgos, Constantino (Un. Mayor de San Simón, Cochabamba – Bolivia); ZAPATA Marcela (Un. Autónoma Gabriel René Moreno, Santa Cruz – Bolivia); DURAN, Romy Jimena (Universidad San Francisco Xavier, Chuquisaca – Bolivia), MACHICADO, Rosmery (Un. Autónoma Gabriel René Moreno, Santa Cruz – Bolivia); CRUZ, Fabiola (Universidad Domingo Savio, Santa Cruz – Bolivia ); LEON, Vivian (CIBEC, La Paz – Bolivia).

I - Introducción
En Bolivia no hay una legislación para el medio distinta de la obsoleta Ley de Imprenta de 1925. El Estado no regula siquiera el acceso a la TV por Cable. La Ley de Telecomunicaciones, aprobada el 5 de julio de 1995, por el entonces presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, lo único que hace es ratificar la titularidad del Estado en la administración de los recursos de la telecomunicación, es decir, un control del espectro radioeléctrico para la concesión de licencias y frecuencias de funcionamiento para radios y canales de TV, pero no hay un control de la programación, los contenidos, etc. Los medios tienen, por tanto, total libertad de acción, mientras el Estado permanece como simple “espectador” en materia de regulación de los medios. [1]


La tecnología televisiva avanzó a paso lento en el país, mientras que la producción de contenido ha sido casi inexistente hasta mediados de los años 1990. Ese panorama comienza a cambiar a fines del siglo XX e inicios del XXI, con alguna producción independiente (novelas, series, musicales), pero el porcentaje de producción nacional todavía es muy reducido y no tiene la calidad que se espera en términos de la promoción del debate democrático a través de los medios, con programas nacionales de análisis y entrevistas relevantes. Los ejemplos de producción televisiva alternativa nacional son muy raros. La mayor parte de la producción nacional es formada por copias, imitaciones o combinaciones de programas internacionales (reality shows, musicales, etc.).
A ese pobre desarrollo de la industria televisiva, por otra parte, corresponde un enorme desarrollo de la comunicación alternativa y comunitaria, en que Bolivia seguramente se destaca a nivel mundial. Es en las radios comunitarias donde, de hecho, se atienden los intereses de un público heterogéneo, especialmente en las comunidades indígenas del área rural. [2]

II- El Estado: primer protagonista
A partir de mediados de los años ’60, se inicia un periodo extremamente convulsionado, marcado por acuerdos militares campesinos, frente a la guerrilla liderada por el “Che” Guevara (1967) y Teoponte (1970), por procesos radicales como el de la nacionalización de la Gulf Oil (1969), cambios en la estructura del poder, como la creación de la Asamblea del Pueblo, en el contexto internacional de la guerra fría. El rasgo principal del modelo de capitalismo de Estado que se impuso en esa época es la planificación centralizada, teniendo el Estado, el papel de motor de la economía. Las principales empresas son de propiedad estatal, la proporción de la inversión pública es muy alta y se vive una especie de “estado benefactor”, bajo fuerte presión política y económica de los Estados Unidos que temian por la propagación del comunismo en América Latina. El triunfo de la revolución cubana incrementa el apoyo militar al estado boliviano y dentro de sus áreas estratégicas, se encuentra el manejo y control de los medios.

Este es el contexto en el cual surge la televisión en Bolivia, como parte de esa política económica proteccionista, en el gobierno del Gral.  Barrientos Ortuño, con la inauguración de la Empresa Nacional de Televisión (ENTV), más conocida como Canal 7, bajo la tutela del Estado y dentro la concepción política de la Doctrina de Seguridad Nacional, aunque sus emisiones regulares se inauguraron en el 30 de agosto de 1969, en el gobierno civil democrático de Luis Adolfo Siles Salinas.

El argumento oficial para la creación del canal fue el atraso de treinta años que tenía Bolivia frente  al uso de la televisión en el mundo,  pero el fondo era político porque se buscaba que el medio audiovisual sea el difusor de la ideología del  gobierno. Otras condiciones de surgimiento tienen que ver con varias disposiciones legales anteriores a la aparición de la  televisión en Bolivia que la vinculan directamente con la presidencia de la República, hecho significativo que marcó su ulterior desarrollo (Ley 7345 del 5 de octubre de 1965, que crea la Dirección de Radio y Televisión, dependiente de la Secretaría General de la Presidencia de la República) Asimismo, su propósito originario de ser un medio educativo y cultural no lo pudo cumplir de modo continuo y sistemático. [3]

Se crea, en esas condiciones, un modelo de televisión que, a lo largo del tiempo, se mostrará siempre muy vinculada a los intereses de los gobiernos de turno los cuales, con control absoluto sobre las emisiones, la utilizarán esencialmente como medio de propaganda. Así, la historia y el contenido del canal estatal de TV están íntimamente ligados a la historia política de los años posteriores y a la orientación de los gobiernos de turno, quienes, en su momento y a pesar de los ponderables objetivos que se definieron para su creación, convirtieron el canal en mero instrumento político, dejando de lado, y a merced de la lógica mercantilista y a la invasión cultural, los contenidos a difundir. [4]

Al principio,  la señal era emitida desde un estudio situado en la ciudad del Alto y llegaba a La Paz y a los centros mineros, en este momento, puntos “objetivos” por los movimientos sociales que se gestaban en ellos por la fuerte militancia de corte izquierdista, impulsados además por las radios mineras. Más tarde, en 1971 – 1972, se amplió la señal a otros departamentos a través de antenas repetidoras. En el gobierno del Gral. Hugo Bánzer Suárez, se crea la Red Nacional de Microondas, ampliando la cobertura.

La introducción del nuevo medio prometía estar orientado directamente a la realización de un conjunto de tareas y objetivos sumamente ambiciosos que hacían hincapié, sobre todo, en la educación, la cultura, la integración nacional y la atención al interés colectivo. Las dificultades que acompañaron a la ENTV desde su comienzo fueron muchas. El alcance de la señal del Canal 7 era restringido y defectuoso. Sólo unas pocas zonas de la ciudad de La Paz recibían satisfactoriamente las emisiones, mientras que el resto lo hacían de forma precaria. En lo que respecta a otras regiones del país, sólo la ciudad de Oruro y una parte de la zona del Lago Titicaca estaban incluidas en el radio de alcance de las señales televisivas; sin embargo, su recepción era altamente deficiente, haciendo que la cobertura fuese irregular e incluso, por momentos, inexistente.


Las deficiencias del canal estatal, sin embargo no afectan el hecho de que este medio, al ser el único y pionero de la televisión boliviana, ejerciera, segun Sandoval,  sus funciones de afianzamiento de la política intervencionista de los Estados Unidos. El proyecto político militar del Gral. Banzer, “responde a una modalidad de acumulación del capitalismo transnacional de la época, cuya repercusión interna se expresa en la ligazón estatal empresarial – militar, una práctica política autoritaria y una doctrina que prioriza el frente interno de la seguridad nacional”   [5]
 

III - Los canales universitarios

En el año 1973 comenzaron a funcionar las primeras emisoras televisivas universitarias. La Universidad de Tarija inició las emisiones con contenidos educativos. En el mismo año se implantaría el canal universitario de Santa Cruz, seguido luego de las universidades de los otros departamentos. Es una etapa de creciente lucha interna. La identificación del conflicto Este – Oeste desemboca en la lucha anticomunista como justificación suprema, así Bánzer  declara, “el país estaba amenazado de muerte. La combustión extremista  llevó la guerrilla extranjera a la ciudad, a las universidades, al propio recinto del gobierno…” [6]  


El 11 de enero de 1971 se pronunció un referéndum favorable a la autonomía universitaria, razón por la cual  se incorpora a la Constitución, donde se establece que las universidades nombrarán a sus autoridades, profesores y funcionarios y podrán administrar los recursos que le sea asignado por el estado. El golpe de estado del Gral. Bánzer cierra temporalmente a las universidades públicas y, luego de presiones internas, las reabre, pero con una fuerte intervención estatal, mellando así la Constitución Política del Estado. En este escenario, se puede comprender el interés del gobierno por propiciar los canales universitarios, en un momento en que la universidad boliviana se hallaba intervenida por el Estado y por tanto, se podría manejar los contenidos televisivos de acuerdo a los intereses estatales de la época.
Con la consolidación del ciclo militar, a partir de la instauración del gobierno del Gral.Bánzer Suárez (agosto de 1971), las universidades autónomas del país fueron intervenidas por el gobierno a través del Consejo Nacional de Educación Superior (CNES). La orientación modernicista del mismo, posibilitó la adquisición de equipos de televisión destinados al apoyo académico, bajo el sistema de circuito cerrado. Sin embargo, la práctica fue rebasando esos límites, convirtiendo los canales en medios masivos de comunicación [7]

Aunque, ya en 1979, el gobierno autorizó al sector empresarial el ingreso al campo televisivo y que, desde principios de los ‘80, la televisión privada apareciera, con la introducción de las parabólicas, hasta 1984 en Bolivia funcionaban sólo el canal estatal y ocho canales universitarios (en La Paz, Santa Cruz, Tarija, Cochabamba, Oruro, Sucre, Potosí y Trinidad) los que, según Ferreira,  proyectaban la utilización de la televisión como medio complementario del proceso de enseñanza, investigación y extensión, “con el propósito de divulgar material científico y técnico de apoyo a los planes y programas de estudio”. [8] En la práctica,  estos canales se redujeron a simples transmisores de programas enlatados extranjeros:
con la reapertura democrática y la restitución de la autonomía universitaria, los canales pasaron a manos de la comunidad docente estudiantil, la cual pretendió imprimir un nuevo contenido popular y educativo estos medios, sin embargo, los canales universitarios orientados por diversas organizaciones políticas que detentaban las direcciones estudiantiles, atravesaron por una serie crisis provocada tanto por la reducción de presupuesto como por la carencia de objetivos claros en la conducción y/o realización de programas [9] .

El resultado es lamentable pues, pese a estar directamente vinculadas, en su fundación, a los intereses del gobierno militar, segun Calasich, “si bien los objetivos explícitos eran educativos y culturales, los canales universitarios pretendían implícitamente ser exponentes de una concepción nueva de comunicación participativa, alternativa, dialógica, nacional, popular, democrática y anti-imperialista”. [10] Al contar todos los canales universitarios con los mismos ideales, nació la idea de establecer una red que, según Beltrán, no pudo concretarse debido a intereses económicos e ideológicos. [11]


IV- La estructura actual: neoliberalismo y proliferación de los canales privados

El 25 de febrero de 1984, el Senado aprobó un proyecto de Ley presentado por la bancada opositora que suprime el monopolio del Estado y autoriza el funcionamiento de los canales privados. En el mismo se iniciaron las actividades del canal 13, Cruceña de Televisión. Le siguieron, en La Paz, el canal 9, Paceña de Televisión y el Telesistema Boliviano Canal 2, en Santa Cruz, el canal 5 y uno más en Cochabamba. En 1985, el panorama se amplió con la aparición de canal 6, de América TV, y con RTP. Los primeros canales privados nacen, pues, en el eje troncal de Bolivia: La Paz, Cochabamba y Santa Cruz, algunos con permisos provisionales y algunos sin ninguna autorización. En un estudio realizado en 1985, se determinó que la principal fuente de financiamiento es  el aporte de los propietarios (67,5%), cabiendo a la publicidad comercial un 28,9%. Los programas extranjeros representaban el 81,1% de la programación, que contaba con solo 12,8% de producción propia. [12] No se trata de una performance muy alentadora pero, de cualquier forma, significa un cambio significativo de la estructura del mercado televisivo boliviano.


El ingreso de las televisiones privadas, debe ser entendido como parte de las reformas liberalizantes iniciadas en 1985.


La televisión privada boliviana ha estado controlada desde sus orígenes por una compleja estructura económica de poder ligada a ámbitos empresariales con estrecha relación, en algunos casos, con esferas del poder político. Otros son ligados a las iglesias católica y evangélica. La televisión estatal sigue respondiendo al gobierno de turno y los canales universitarios se han convertido en medios de muy poca audiencia, con una programación que ya no cumple sus objetivos educativos iniciales. Con el surgimiento de los canales privados, los niveles de audiencia del canal estatal y de los canales universitarios, bajaron en gran proporción, lo cual desató una baja en los ingresos económicos y una desorganización de la producción.


En la actualidad,  la mayoría de los canales privados están integrados a redes nacionales o a la programación de televisión por cable. Sólo en Santa Cruz se cuentan más de una docena de canales que emiten en promedio 18 horas diarias y cuentan con una programación elaborada en base a programas musicales, infantiles, noticieros y predominantemente entretenimiento (novelas, series, películas, revistas, etc.). En nivel nacional, se pueden identificar, hoy, claramente, a 11 grupos o redes mediáticos, con vinculaciones nacionales de diferente índole. (Ver cuadro 1)

CUADRO 1
REDES TELEVISIVAS EN BOLIVIA Y CANALES DE TELEVISION EN LA CIUDAD DE LA PAZ

RED O GRUPO/ MEDIO

MEDIOS

PROPIETARIO

AFILIADAS/ REPETIDORAS

ÁREA GEOGRAFICA DE ACCION

VINCULACIONES

NACIONALES

GRUPO MONASTERIO

-Red Televisiva UNITEL

Osvaldo Monasterio [13]

9 canales en ciudades capitales y 41 repetidoras en poblaciones intermedias.

Sede Santa Cruz y sede regional La Paz

Nacional.

-Banco Ganadero

-Empresa comercializadora Trading

RED UNO -KULJIS

-  Red Televisiva UNO

-  Canal Infantil “Mágico

-  Canal 42

Ivo Kuljis [14]

Nacional

Con canales en los nueve departamentos.

Sede Santa Cruz

Nacional

-Banco Económico

-Indupel

-Universidad Privada de Bolivia (UPB

-Teleshopping

-Supermercados Hipermaxi

-Curtiembre Vis Kuljis

- Kupel

-Universidad Unikuljis

-Grupo ganadero K de oro

-Empacar

-Partido Político Movimiento Unidad y Progreso  (MUP)

GRUPO LIDER RIVERO -CANELAS

-  El Deber (Santa Cruz)

-  Los Tiempos (Cochabamba)

-  Correo del Sur (Sucre)

-  Gente (Cochabamba)

-  La Prensa (La Paz)

-  El Potosí (Potosí)

-  El Alteño (El Alto)

-  El Norte (Montero)

-  El Nuevo Sur (Tarija)

Familia de Pedro Rivero

Familia Alfonso Canelas [15]

Nacional

Nacional

Red Televisiva PAT

GRUPO FERNANDEZ

-Red Televisiva SITEL

La Estrella del Oriente

12 Emisoras

Jhonny Fernández [16]

Nacional

Nacional

UCS [17]

BOLIVISIÓN

Red Bolivisión

- Radio Cadena Nacional

Ernesto Asbún Salaues [18]

10 canales a nivel nacional y una radio [19]

Nacional

-Shoping Norte

-Lloyd Aéreo Boliviano

-Ecuatoriana de Aviación

-Aerosur

 GRUPO PRISA

Red televisiva ATB [20]

La Razón

El Nuevo Día

Extra [21]

Revista Cosas

El País

Portal Bolívia.com

La Gaceta Jurídica

Grupo Prisa Internacional

9 Canales en las capitales de los nueve departamentos de Bolivia

Nacional

Portal de Internet Bolivia.com

Red Bolivisión (Ernesto Asbún)

Grupo Multimedia de Comunicaciones S.A.

Prisa Internacional

PERIODISTAS ASOCIADOS TELEVICIÓN -PAT (39):

Red Televisiva PAT

Ximena Valdivia, Carlos Mesa Gisbert [22] y Mario Espinoza

Con canales en los nueve departamentos.

Sede La Paz

Nacional

Grupo Rivero – Mercado

SISTEMA CRISTIANO DE COMUNICACIÓN-SCC (27):  

-Red radial Sonido de la Vida.

- Productora Televisiva Summa Productores

Eduardo Salcedo Peñaloza, Silvia Camacho de Peñaloza, Carlos Peñaloza y Jhonny Dueri [23]

Con Canales en 8 capitales de Departamento [24]

Nacional

Discolandia

Red Panamericana

CADENA A (36)

Canal 36

Luis Mercado Rocabado [25]

Nacional

Nacional

Partido Político ADN. [26]

TELEVISIÓN BOLIVIANA- CANAL( 7 )

Canal 7

Radio Illimani

Estado Boliviano

Con cobertura Nacional

Nacional – Internacional

Gobierno de Turno

RADIO TELEVICION POPULAR –RTP (4)

- Radio Metropolitana

- Radio Doble 8 Latina

Mónica Medina

Con canales en siete Capitales de departamento. [27]

Sede La Laz

Nacional

 
ASBÚN

Canal 5 (La Paz)

Periódico Opinión (Cochabamba)

Ernesto Asbún Salaues

 

Nacional

Participación accionaria en Illimani de Comunicaciones

DURÁN

Canal Megavisión (Santa Cruz)

Periódico El Mundo (Santa Cruz)

Juan Carlos Durán [28]

 

Nacional

Dirigente del MNR, vinvulado al grupo Monastério y Kuljis [29]


El cuadro ha sido elaborado teniendo en cuenta a las televisiones presentes (con sede ó repetidoras) en La Paz, lo que excluye emisoras rurales o departamentales menores.


En el caso de los canales universitarios, sometidos a los preceptos de la Autonomía Universitaria y, por tanto, del gobierno paritario docente-estudiantil, existen en los diferentes departamentos, pero no están relacionados porque no forman una red. Entre los grupos religiosos, por su parte, el más importante por la cobertura y vinculación entre sus medios, es el SCC, relacionado a la iglesia evangélica Ekklesia, que ha logrado conformar un sistema de comunicación a nivel nacional. La iglesia Católica, si bien cuenta con una serie de medios importantes a nivel nacional, estos no se encuentran interconectados entre si: “cada uno es independiente, no tienen vinculación  en cuanto a su accionar” [30] . El cuadro 2 presenta, para completar la situación de La Paz, la relación de las emisoras independientes.

CUADRO 2
TELEVISION INDEPENDIENTE - LA PAZ

TV-NORTE 24:  

-Radio Ciudad

-Radio Nueva Ciudad

José Luis Paredes [31] y María del Carmen Zalles

Local  El Alto y La Paz

CANAL UNIVERSITARIO 13

CANAL UNIVERSITARIO

UMSA

Local (La Paz)

CANAL 33:, RED  

Antonio Bocángel

Local (La Paz)

COPACABANA TV (57)

Agencia de Noticias Veritas-ANV.

RP Sebastián Obermaier [32] (Director)

Local  (La Paz)

CRISTO VIENE (30):

Red radial "Cristo Viene".

“Pastor” Luis Fernando Claure

Local (La Paz)

TV PODER DE DIOS CANAL 45:

"Radio Sol".

“Pastor” Luis Guachalla

Local (La Paz)

TOTAL TV (15): [33] .

Radio Mundial

Alberto Toto Arevalo [34]

Local (La Paz)

RED CTV (18):

Católica Televisión

Iglesia Católica

Local (La Paz)

GIGA VISIÓN (21)   Hermanos Arias

La Paz y Santa Cruz


CUADRO 3
Panorama de los canales de televisión por Departamento [35]

En el cuadro 3 se puede observar la concentración de medios en el llamado “eje troncal” de Bolivia (La Paz, Santa Cruz y Cochabamba).  Llama la atención  la cifra de  219 canales (restando las 236 repetidoras) en  relación al número de habitantes.  “La cifra es alta para un contexto en el que se suele afirmar, primero, que la radio es insustituible y, después, que la televisión es un medio que desterritorializa” [36] Ximena Pabón [37] al respecto afirma que desde la apertura democrática en Bolivia, el crecimiento de medios se incrementó casi en un 500 por ciento y, a decir de Contreras (2005), este crecimiento se explica por el abaratamiento de de la tecnología y la dinámica electoral que ha configurado un sistema de marketing político a cada dos años, entre elecciones generales y municipales, así como la necesidad del posicionamiento comercial de productos.

Departamentos

Propios

Repetidora

Suscripción

Total

Capital

Provincia

Capital

Provincia

Capital

Provincia

Capital

La Paz

20

16

6

15

2

-

59

Santa Cruz

12

25

10

42

3

1

93

Cochabamba

9

20

8

23

5

-

65

Chuquisaca

5

14

10

16

2

1

48

Potosí

6

15

6

31

-

1

59

Oruro

2

6

7

15

-

-

30

Tarija

2

14

10

12

3

5

46

Beni

8

18

6

12

2

-

46

Pando

2

-

7

-

-

-

9

Total

66

128

70

166

17

8

455


Desde esta perspectiva y en relación a los cuadros 1 y 2, es claramente inidentificable que los empresarios y políticos  mantienen  el régimen de propiedad  de los medios de comunicación, concentrando en pocas manos la tenencia de medios. Es a partir  de la configuración de las redes que viene produciéndose el fenómeno de concentración de la oferta mass-mediática y de sus fuentes generadoras, siendo uno de los móviles principales la competencia por el mercado de las audiencias.


Estas redes, según la visión de Rafael Archondo [38] tienen un sistema de propiedad o concentración diagonal, que consiste en la fusión empresarial de unidades insertas en mercados diferentes pero que en algún momento pueden articularse,  “es el modelo más frecuente por la correspondencia  que logra entre el apoyo financiero de otros negocios a los medios y el rédito cultural y político del medio hacia los negocios” (Contreras: 2005, p. 77).  Ejemplo de ello son la Red Uno y Unitel de Santa Cruz, manejadas por las familias Monasterio y Kuljis, “quienes han puesto sus medios de comunicación al servicio  de sus proyectos empresariales, de reivindicaciones regionales articuladas a la demanda de autonomía [39] y proyectos políticos nacionales ligados a los partidos tradicionales” (Ibíd. Pág. 77).


Uno de los grandes imperios mediáticos en Bolivia ha sido construido (y también  destruido) por uno de los magnates, descendiente de croatas, Raúl Garáfulic Gutiérrez. Hombre de negocios que se vinculó con la minería y hábilmente fue ganando espacio en círculos diplomáticos y empresariales, hasta llegar a la presidencia del entonces dictador Hugo Bánzer Suárez quien le confió la dirección del Canal estatal. En 1985 y con el apoyo de Banzer logra crear su propio medio de comunicación y es designado embajador en España donde logra crear lazos con empresarios españoles.  Este sería el inicio de la sociedad con el grupo español PRISA.


Así, en octubre de 2000 el presidente de Prisa, Jesús Polanco se unió al Grupo Garáfulic en una alianza estratégica que conformaba tres sociedades conjuntas en prensa, radiodifusión,  televisión e Internet [40] . La empresa española se comprometía, en ese entonces a invertir 10 millones de dólares. El grupo español Prisa, con inversiones en varios países de América Latina desde hace 40 años en el rubro comunicacional, afirmaba en ese momento que “no estamos comprando a la familia Garáfulic, más quisiéramos, estamos aliándonos para tener más presencia en Bolivia y que unidos tengamos más presencia en el resto de América Latina” [41] .


A la firma del convenio, el Grupo Garáfulic garantizó a PRISA una rentabilidad mínima anual del 10% de su inversión. Sin embargo, hasta marzo de 2002 [42] , la gestión de las sociedades compartidas estuvo a cargo de Grupo Garáfulic y los ejercicios 2000 y 2001 se cerraron con importantes pérdidas. Ante la gravedad de la situación, a partir del ejercicio 2002 PRISA se hizo cargo de la gestión, renunciando a su derecho a recibir la rentabilidad mínima garantizada del 10% de su inversión.


Al hacerse cargo de la gestión, PRISA “descubrió la existencia de importantes pasivos ocultos, el principal de los cuales consistía en la desviación de fondos (de más de 2 millones ciento cincuenta mil dólares)  a pagar de un crédito del Banco Credibank (garantizado con la hipoteca rotativa de La Razón) y que fueron sin embargo entregados a una sociedad patrimonial de la familia Garáfulic, sin consentimiento de PRISA” [43] . De esta forma PRISA comunicó la salida de la sociedad en octubre de 2002 y se acuerda un plan que recogiera las condiciones de esta salida. Pese a haber firmado este acuerdo, Garáfulic incumplió sus obligaciones y PRISA se ve obligada a interponer una demanda ante la Corte Internacional de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional de París.


El empresario Ernesto Asbún,
otro de los “grandes” mediáticos del país, propietario de la red Bolivisión, es el nuevo socio del grupo Prisa en ATB. Asbún adquirió el 25% de las acciones de la Sucesión Garáfulic a cambio de hacerse cargo de una deuda que ésta tenía con el Banco BISA. En la junta de accionistas del miércoles 7 de julio del 2005, Asbún se incorporó como nuevo director. El restante 75% de ATB está en manos de una holding denominada IRD, que tiene el control administrativo de la red. En esa holding, la familia Garáfulic tiene el 40% y el resto en manos de Prisa. [44]  
Consideraciones finales
Los dos ejemplos expuestos son ilustrativos para comprender el manejo mediático en Bolivia.  Empresarios ligados a grupos de poder externos e internos que hace que en Bolivia “prima, en la actualidad, el estamento empresarial, que marca el manejo de los medios de comunicación a dos objetivos principales; uno la irradiación de ideología; el segundo, el lucro” [45]


La programación de las redes solo es uniforme en el género de entretenimiento. En el campo informativo y de opinión,  cada uno se orienta a su región o departamento. En la última convulsión social que se registró en el país y en las repercusiones que todavía estamos viviendo, los canales cruceños responden a los intereses de la oligarquía cruceña autonomista, mientras que los de La Paz se orientan al oficialismo. La producción local, regional o nacional es casi inexistente, si exceptuamos los noticieros, programas deportivos y de variedades. Los productores de cine y televisión independiente no tienen cabida. Los enlatados tienen una importancia enorme en la programación.


Los propietarios de los canales no suelen destinar medios ni recursos humanos para incentivar la producción local. El personal que trabaja en la televisión, en general, es improvisado. No se contratan profesionales comunicadores, pero personal que trabaja a presión y bajo costo salarial.


Pese a la concentración verificada con la formación de las redes, no se puede hablar en un mercado oligopólico en el país, como en Brasil, México, Argentina ó Venezuela, aunque los movimientos más recientes entre ATB/PRISA y BOLIVISIÓN dibujen esa tendencia. De todas formas, seria necesario, para tener esto más claro, analizar el potencial económico del país para ese tipo de negocio y, complementariamente, conocer las estrategias internacionales de PRISA con respecto a América Latina. Por ahora, lo que se puede decir es que el sistema comercial boliviano de televisión vive en una situación de permanente subdesarrollo, de la cual solo podría salirse a través de políticas nacionales de comunicación en sentido inverso, precisamente, al de las reformas liberalizantes de los años ‘80 y ‘90, retomando, por ejemplo, el proyecto implícito en el momento de la constitución del modelo estatal y, principalmente, de los canales universitarios.


La experiencia de las radios comunitarias demuestra que la fuerza dinámica y creativa de la comunicación en Bolivia no está en el capital, sino en las formas de comunicación creativas como  la comunicación popular y alternativa. En eso podría ser ejemplo para América Latina.


Resumen de las disposiciones jurídicas de televisión en Bolivia
[46]

Año

Nº Norma

Características

Entidad reguladora

Gobierno

1965

[47] Decreto Ley 7345 (5 de octubre)

Crea la Dirección de Radio y Televisión

Secretaría General de la República

Gral. René Barrientos

(1964-1969)

1965

Decreto Ley 07454

- Servicio de televisión a cargo del Estado, en su primera fase.

- Concesiones para la televisión comercial comprende sólo a sociedades nacionales.

Dirección General de Telecomunicaciones

Gral. René Barrientos

(1964-1969)

1968

Decreto Supremo 08395

Creación de la Empresa de Radio y Televisión Boliviana (RTB)

Presidencia de la República.

Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones.

Gral. René Barrientos

(1964-1969)

1968

Decreto Supremo 08565

- Creación de la Empresa Nacional de Televisión Boliviana (ENTBOL), entidad autárquica de derecho público y personería jurídica propia.

Presidencia de la República.

Directorio compuesto por un Presidente y cinco vocales.

Gral. René Barrientos

(1964-1969)

1971

D.S. 09740

- Creación de la Ley General de Telecomunicaciones.

- El Estado a través de ENTEL está a cargo de la explotación del Servicio de Telecomunicaciones por satélite.

Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones

Gral. Juan José Torres

(1970-1971)

1974

D.L. 11862

- Explotación exclusiva por parte del Estado el Servicio de Televisión de circuito abierto.

Ley General de Telecomunicaciones

Gral. Hugo Banzer Suárez

(1971-1978)

1976

D.S. 13381

- Se establece definitivamente la Red Nacional de Televisión.

- Adopción del sistema B PAL europeo (625 líneas) para emisiones a color.

Ministerio de Transportes, Comunicaciones y Aeronáutica Civil

Gral. Hugo Banzer Suárez

(1971-1978)

1979

D.L. 16940

- Adopción de Norma M y el sistema NTSC para la televisión a color (525 líneas por imagen)

Ministerio de Transportes, Comunicaciones y Aeronáutica Civil

Gral. David Padilla (Junta Militar)

(1978-1979)

1979

D.L. 16941

- Participación de la iniciativa empresarial privada en la instalación, operación y explotación del Servicio de Televisión.

- Otorga un canal privado por departamento bajo el régimen de concesión por Licitación Pública.

Ministerio de Transportes, Comunicaciones y Aeronáutica Civil.

Ley General de Telecomunicaciones

Gral. David Padilla (Junta Militar)

(1978-1979)

1981

D.S. 18027

- Se establece el canal 11 como único y exclusivo para Televisión Universitaria en circuito abierto.

- Prohibición de emisión de publicidad para la comercialización de sus espacios.

Ley General de Telecomunicaciones

Gral. Luis García Meza

( 1980-1981)

1994

Ley 1600

- Creación de la Ley SIRESE

- Regula, controla y supervisa las actividades de los sectores de Telecomunicaciones, Hidrocarburos, Aguas, Transporte y Electricidad.

SIRESE

Superintendencia General

Superintendencia Sectorial

Lic. Gonzalo Sánchez de Lozada

(1993-1997)

1995

Ley 1632

- Regula los servicios públicos y las actividades de Telecomunicaciones.

- Recepción y emisión a través de una red pública o privada.

Ley General de Telecomunicaciones

Superintendencia General y Sectorial

Lic. Gonzalo Sánchez de Lozada

(1993-1997)



* Lo que aquí se presenta es una versión reducida editada por el Grupo Editor PNC. El trabajo completo es consecuencia de la colaboración entre el profesor y algunos alumnos del curso de Especialización Superior en Investigación de la Comunicación de la Universidad Andina Simon Bolivar, en el módulo impartido por el docente César Bolaño, en julio del 2005. Los autores agradecen el apoyo y estímulo del coordinador del curso, Erick Torrico. 

[1] Un aspecto interesante de la Ley de Telecomunicaciones, se refiere a su artículo 73, que  señala: "No se otorgarán concesiones a los dignatarios de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, personal militar en actividad, dignatarios eclesiásticos y funcionarios jerárquicos del Ministerio de Transportes y Comunicaciones, sea a título personal o como integrante de una sociedad". Pero, hecha le ley... hecha la trampa, no es raro que dirigentes políticos, ministros y parlamentarios, resulten ser dueños de radios, canales de TV, periódicos y consorcios de medios.

[2] Bolivia es uno de los países de mayor penetración de la radio en el mundo. Según datos del Banco Mundial, en el 2000, tenía 675 radios, 55 periódicos y 116 televisores por 1000 habitantes. El número de ordenadores, por su parte, no pasaba de 7,5 por mil, cifra inferior a todos los demás países de Latinoamérica, incluso el Paraguay, con 9,6 para el mismo año, y muy inferior a Brasil (30,1), Argentina (44,3) ó Chile (48,2). Eso explicaría talvez el gran desarrollo de las radios comunitarias en el país. Solo en Santa Cruz, una ciudad con 1,8 millones de habitantes, hay más de 50 radios. Claro que, en la región occidental del país la radio comunitaria no presenta el mismo desarrollo. En Santa Cruz, estas llegan a casi 20%. En Cochabamba, La Paz, Oruro, Potosí ó Sucre esa importancia es todavía mayor. (ORIOL Prats, Joan. Todo Cifras: Bolivia en la Sociedad de la Información. In: TORRICO, Erick. Conceptos y hechos de la "Sociedad Informacional” - miradas desde y sobre Bolivia. La Paz: UASB, 2003 - p. 111).

[3]  TORRICO, Erick, HERRERA, Karina, PINTO, Esperanza. 30 años de la Televisión  en Bolivia. In: Televisão na América Latina. Universidad Metodista, São Bernardo, 2000.

[4] LARRAZABAL, et. Al.  Comunicación Social en Bolivia. Lo dominante. Lo alternativo. Ediciones CINCO. La Paz, Bolivia. 1987. p. 188.

[5] SANDOVAL, Isaac. Historia de Bolivia, op. Cit. , p. 351.

[6] BANZER, Hugo. Mensaje a la nación. Programa de Gobierno. Octubre de 1971. In. SANDOVAL. Op. Cit. P. 355.

[7] LARRAZABAL et. Al.  Comunicación Social en Bolivia. Lo dominante. Lo alternativo, op. Cit., p. 188.

[8] RIVADENEIRA Prada, Raúl y Tirado Cuenca, Nazario, In FERREIRA, Reymi. A veinte años del nacimiento de la televisión cruceña, Canal 11 TVU, 1993, op. Cit. 1993, p. 4.

[9] LARRAZABAL, et.al. Op. Cit. P. 188.

[10] CALASICH PACHECO, José Antonio. Televisión Pública: Tercer Modelo Televisivo (TMTV) en Bolivia. Elementos para la construcción de una televisión democrática y participativa, descentralizada y desconcentrada. La Paz, 1998, mimeo. Tesis de grado presentada a la Universidad Católica Boliviana.

[11] BELTRÁN, L. Prensa, patria y porvenir. Periódico El Deber Santa Cruz de la Sierra - Bolivia, Martes 10, Mayo de 2005 defensor@eldeber.com.bo

[12] Inventario de MCM 1985. En LARRAZABAL, Et. Al.  Op. Cit.  p. 195.

[13] Empresario cruceño, ex Senador del MNR de Gonzalo Sánchez de Lozada , propietario del Banco Ganadero, criador de ganado Nelore a gran escala y dueño de extensos terrenos de producción soyera

[14] Agroindustrial cruceño, promotor de la Universidad privada de Bolivia (UPB) y dueño de industrias Kupel (papel higiénico y derivados); ex candidato vicepresidencial con Carlos Palenque (Condepa, 1993), Jonnhy Fernández (UCS, 1997) y Manfred Reyes Villa (2002).

[15] Los Canelas – Rivero  tradicionales famílias de Cochabamba y Santa Cruz ligadas al periodismo, arman una cadena con periódicos en ocho ciudades importantes del país.

[16] Jhonny Fernández, heredó de su padre Max Fernández la mayor parte de las acciones de la Cervecería Boliviana Nacional  y la jefatura del partido político de corte populista UCS, también fundado por su padre. Fue alcalde de la ciudad de Santa Cruz por ese partido y candidato a la presidencia. La alcaldía  fue traspasada a su hermano Roberto Fernández y después ambos se postularon a la alcaldía el año 2005. Jhonny Fernández perdió y se alejó del espectro político y su hermano Roberto pese a haber obtenido el primer lugar no ejerció el cargo porque los concejales determinaron otorgar el cargo a Percy Fernández (sin ninguna relación con la família Fernández).

[17] Unión Cívica Solidaridad, partido Político.

[18] Principal accionista, dueño del Shoping Norte de La Paz y otras empresas; ex socio de Raúl Garáfulic en el diario Opinión, ATB y en la cuestionada compra de acciones de la capitalizada LAB a la brasileña VASP.

[19] , Inicialmente se asocian,  canales regionales como ANTENA UNO CANAL 6 de Cochabamba, CANAL 2 TELESISTEMA BOLIVIANO de La Paz, CANAL 4 GALAVISIÓN de Santa Cruz y otros medios televisivos del interior del país, posteriormente, en diciembre  del mismo año, el directorio de ANTENA UNO bajo la dirección del Ing. Ernesto Asbún, decide iniciar una nueva etapa adquiriendo CANAL 4 de Santa Cruz. En 1997, se suman a este proyecto CANAL 5 de la Sede de Gobierno, CANAL 5 en Oruro, CANAL 4 en Tarija, CANAL 2 en Trinidad, CANAL 5 en Potosí, CANAL 9 en Sucre y CANAL 9 en Cobija. Con la unión y adquisición  de todos estos medios, el 17 de junio de 1997 se constituye la empresa BOLIVISION S.R.L.,con el objetivo de ser una nueva opción de entretenimiento información y educación.

[20] ATB se compone de nueve canales en todas las capitales del País, con repetidoras que emiten simultáneamente programación originada en La Paz, Santa Cruz o Cochabamba.

[21] Forma parte de la Red Universitaria Boliviana de Información, compuesta por ocho canales de televisión y dos radio emisoras distribuidas por toda la nación, dividida en nueve departamentos

[22] Ex Vicepresidente de la República, del Gobierno de Gonzalo Sanchez de Lozada MNR (agosto 2002 y 17 de octubre 2003) y Presidente de Bolivia  entre octubre 2003 y junio 2004.

[23] Dueri, es parte de la sociedad Mercantil de Radiodifusión Limitada “SOBOMETRA LDTA” formada por el grupo Dueri- Saba. El Grupo es propietario de una de las redes radiofónicas mas importantes del país, RED Panamericana, además de las empresas fonográficas DISCOLANDIA &Dueri Ltda. y SABA LTDA.

[24] Cochabamba, La Paz, Oruro, Potosí, Santa Cruz, Sucre, Tarija, Trinidad.

[25] Sus estudios están en el edificio EMUSA, empresa creada por Mario Mercado Vaca Guzmán.

[26] Su principal accionista, vinculado a Mauro Bertero, actual jefe en ejercicio de ADN Acción Democrática Nacional , partido político del ex presidente Hugo Bánzer Suárez

[27] La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Oruro, Sucre, Potosí, Tarija

[28] Juan Carlos Duran, destacado dirigente del MNR,  ha sido jefe regional de este partido en Santa Cruz. Ha desempeñado importantes cargos en la esfera pública: Ministro de Estado, diputado, senador, presidente de la Cámara de Diputados (cunando se aprobó la ley de la nacionalización de hidrocarburos) prefecto del departamento de Santa Cruz. Además fue candidato a la presidencia. En la actualidad es uno de los principales candidatos para ocupar la jefatura del MNR

[29] CONTRERAS BASPINEIRO, Adalid. De enteros y Médios de Comunicación. Publicaciones CEDLA. La Paz,  2005. Pág. 74.

[30] ARCHONDO Rafael, Entrevista a Vivian Leon. La Paz, 5 de julio de 2005.

[31] Ex alcalde de  El Alto. Jefe del partido político “Plan Progreso”, creado en 2004.  En las elecciones de diciembre de 2005,  ha sido elegido prefecto de la ciudad de La Paz por la agrupación ciudadana Podemos, del conservador “Tuto” Quiroga.

[32] Delegado presidencial "Anti pobreza" en El Alto durante el último gobierno de Hugo Banzer (1997-2002).

[33] El canal esta siendo vendido al Sr.Saturnino Fernández, Propietario de la Universidad Cosmos en Cochabamba

[34] Fue Director General de Juventudes y deportes (Ministro) entre agosto de 1989 al 1993. Gobierno de Jaime Paz Zamora

[35] Cuadro elaborado por Adalid Contreras en base a datos de Ramos, 2003. En CONTRERAS BASPINEIRO, Adalid. 2005. De enteros y Medios de comunicación. Cedla. La Paz, Bolivia. Pág. 29

[35] ARCHONDO, Rafael. Incestos y Blindajes. Radiografía del campo político-periodístico. La Paz, Bolivia.  Plural, 2003, Pág. 92 – 95.

[36] Ibid.pág. 28

[37] Cit. en Contreras, Op. Cit. P. 31.

[38] ARCHONDO, Rafael. Incestos y Blindajes. Radiografía del campo político-periodístico. La Paz, Bolivia.  Plural, 2003, Pág. 92 – 95.

[39] Los medios de comunicación, caja de resonancia en el contexto contemporáneo, han  “bautizado” a al movimiento autonómico cruceño, en oposición a la “agenda de octubre”  impuesta por el movimiento social,  como la  “agenda de enero”, impuesta por el movimiento cívico cruceño,  que para  quienes no tienen acceso al control de los medios  no es otra cosa que el disfraz de la oligarquía cruceña  que aglutina a los sectores más radicalizados del empresariado y  grupos de poder identificados como logias, que controlan   a los sectores populares para generar una apariencia de consenso e identificación con la problemática de la región y el país, pero que además  controlan  el monopolio de la tierra, de la economía, de los circuitos de influencia,  de las principales instituciones y de los  propios medios de comunicación, particularmente la televisión y la prensa;   monopolio este último   que se evidencia en la programación, diseño y contenidos  en los que no se ven, escuchan o leen opiniones disonantes.

[40] Periódico La Razón, 24 de octubre de 2000. http://www.bolivia.com/Economia/eco001024a.htm   Consultado en enero de 2005

[41] Ibíd.

[42] Líder digital.com. 23/07/2003.  http://america.liderdigital.com/noticias/detalle_noticia.phd?id_noticia=5394   Consultado en enero de 2005.

[43] Ibíd.

[44] El empresario Ernesto Asbún, es el  accionista principal y presidente de la línea aérea capitalizada Lloyd Aéreo Boliviano y con inversiones en el Colegio Americano,  la cervecera Taquiña de Cochabamba y empresas de envases. Actualmente está enfrentando una serie de denuncias sobre el mal manejo del LAB lo que ha desencadenado un paro indefinido de mencionada línea aérea y que ha producido la destitución de un viceministro y el superintendente de Transportes. Como respuesta al conflicto, Asbún hace uso de sus medios (la red televisiva Bolivisión) para pregonar su supuesta inocencia. A raíz del conflicto, Asbún tiene orden de arraigo por la acusación de dano económico al LAB y atentado contra la seguridad del transporte.   La prensa nacional le está dando gran cobertura  ocupando para ello  portadas enteras de periódicos locales y nacionales. Es importante destacar que la compra del LAB también fue manipulada a través de los medios, “El grupo Garáfulic, predecesor del Grupo Prisa, es un ejemplo típico del uso comercial de los medios de comunicación: para posibilitar la compra del Lloyd Aéreo Boliviano acudió a una campaña desacreditadora de esta empresa entonces estatal en sus medios” (Contreras: 2005. Pág. 78).

[45] Soruco, 1993:203 Cit. en Contreras Op. Cit. P. 98.

[46] VILLEGAS M. Marco A. (1999). Situación de los canales de televisión de Sucre en el proceso de formación de Redes Nacionales, Tesis de Licenciatura en la Carrera de Ciencias de la Comunicación Social, Universidad San Francisco Xavier de Chuquisaca, Sucre, Bolivia.

[47] GREBE, Ronald, CABALLERO, Ramiro y DUCHÉN, Ramiro, (1986). Revista Boliviana de Comunicación, Nº 9, Publicado para uso académico en la Carrera de Comunicación de la Universidad Católica Boliviana, La Paz., Bolivia.